Asentamiento minero de Cardona, en Cataluña. Fotografía: Danny Hevia mnactecRío Tinto, Andalucía
Estrategias de gestión del patrimonio industrial minero en España: El patrimonio como recurso de desarrollo local

La investigación reconoce la problemática que se genera en los asentamientos mineros cuando éstos experimentan las etapas de declive o cese de la producción que son inherentes a ellos.

Es a partir de estos procesos cuando el patrimonio cultural que estos enclaves mineros poseen, pasa a cobrar importancia como recurso capaz de promover el desarrollo local. Debido a esto, se vuelve relevante el estudio de las estrategias que algunos de estos asentamientos han llevado a la práctica en áreas deprimidas, utilizando su patrimonio minero con el fin de generar desarrollo mediante una adecuada gestión del patrimonio visto como recurso territorial y como un capital cultural. Es en el estudio de los proyectos enfocados en esta línea y de las eventuales estrategias en las que se enmarcan donde se sitúa el presente trabajo.

La investigación parte de una idea base: Las ciudades mineras que se desarrollan desde el primer tercio del siglo XIX poseen un proceso evolutivo común debido a que el desarrollo (positivo o negativo) de la actividad industrial provoca un efecto directo en ellas. Este impacto, genera tres momentos que se pueden distinguir en razón de efectos económicos, demográficos, sociales y culturales: Inicios, auge y declive de la actividad industrial

Un cuarto momento, tiene que ver con el proceso que continúa tras el declive y consecuente fin de la actividad minera. Es lo que comúnmente se denomina reconversión y que plantea una revisión de mecanismos que permitan la necesaria diversificación de las actividades laborales, con el fin de evitar efectos como los altos índices de paro, la migración y envejecimiento de la población, problemas sociales, etc.

Las abundantes experiencias existentes, reflejan que este momento es particularmente difícil de resolver sobre todo porque una de las características que tienen los asentamientos mineros es su enorme dependencia de la actividad industrial, lo que provoca un significativo impacto económico y social cuando la industria minera decae.

Por otro lado, cada vez es más reconocida la visión de que este tipo de procesos a los cuales se sometieron las ciudades mineras, han generado un amplio y diverso patrimonio industrial, que ha sido valorado y reconocido como una importante seña de identidad y sobre todo desde la década de los noventa en España, es considerado como un potencial recurso cultural capaz de promover desarrollo económico, social y cultural, a escala local.

En consecuencia, se plantea que si antes las ciudades mineras basaron su desarrollo en un modelo capitalista, que tenía su principal fuente de riqueza en el capital económico que significaron los recursos mineros, en la actualidad el patrimonio industrial minero, visto como un nuevo capital –ahora cultural- es capaz de promover un desarrollo local a través de una adecuada gestión.

Esta idea se apoya además en el hecho de que una característica relevante y distintiva del patrimonio minero industrial es su impronta en el territorio, lo cual obliga a pensar su gestión a través de estrategias que consideren su dimensión territorial.

Crédito fotografías:

1. Asentamiento Minero de Cardona, Cataluña. Danny Hevia. www.flickr.com/dh27

2. Museo Nacional de la Ciencia y la Tecnología de Cataluña (Mnactec). www.recercaenaccio.cat

3. Asentamiento minero de Rio Tinto, Andalucía. Foto del autor.

Comments are closed.

 

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.